Comparto un pequeño pero interesante post de mi amiga Doris Arévalo sobre sus  primeras impresiones al  viajar en bicicleta, recorrimos juntos  los estados de Río de Janeiro y Bahía en Brazil, a su retorno a Ecuador viajó en solitario a lo largo del país.

IMG_1938

Para muchos quizás la bicicleta sea solo un medio de transporte, pero para mí es la máquina que mueve mis sueños,  conocer el mundo es una grandeza, pero hacerlo en bicicleta es jugar con  la magia de la aventura y realzar nuestra condición de humanos, porque no es solo los paisajes, la comida o los lugares que visitas lo que te hace feliz, sino es la gente con la que te conectas y  el mensaje de conservación que dejas en cada pedal; usar la bicicleta es la mejor forma de decir que estas vivo y que amas este universo.

Lo más difícil antes que embarcarse en esta aventura, fue tomar la decisión, pero el amor a la bicicleta, las ansias de romper la rutina y las ganas de vencer el miedo encontraron el equilibrio y la decisión se llenó de convicción;  en el camino,  aferrada a esos fierros mirando maravillada para todos lados, porque cada cosa te parece magnifico, extraordinario y  con un  toque celestial;  paisajes que solo tienes si lo haces en “bici”,  pero lo mejor es encontrarse con gente que sin haberte visto nunca,  te abre las puertas de su casa, comparte su pan, te tiende la mano y con ella una gran amistad y terminas entendiendo su lenguaje, aunque no hables su idioma; o que alguien detenga su auto solo para preguntarte de dónde eres, y cuando orgullosa le dices de Ecuador, te regalan una sonrisa  como reiterando que las fronteras no existen; o cuando pasas por cada pueblo y muchos alzan su mano, como si saludaran a un viejo amigo o las sonrisas que te regalan desde cada ventana, y  como estas tantas otras historias que te llenan de alegría y te convencen de que la fatiga no existe. Esta “maquina” hace que petrifique una sonrisa en mi rostro, no hay otra forma de expresar lo siento.

m_IMG_1921

Un comentario

  1. Marcelo Arevalo

    La vída para un ser humano creo yo en su esencia es tener tiempo para disfrutar y conocer el planeta y más aún en dos ruedas; no te llevará rápido pero es lo que quieres porque así te detienes a pensar y mirar la tierra, el mar y el cielo

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *